Bergara considera que La Calle Pou y Talvi plantean un rechazo a la posición fiscal del gobierno.

En un comité de base Bergara dijo " "Cuando se discute el tema fiscal y el planteo de Talvi y Lacalle Pou es hachazo. Cortar grueso, bajar 1.000 millones de dólares, que no entre gente al Estado y se recorten drásticamente un montón de cosas" añadiendo en declaraciones públicas que "Obviamente pierden de vista el rol del Estado. Pierden de vista que esos cortes drásticos hoy no son necesarios",

hay que corregir las cuentas públicas, pero hay que hacerlo de manera gradual porque de la otra manera eso traerá más problemas en términos de crecimiento de la economía y la situación social del país".

"Pensamos que hay que ir adecuándolo, no hay que soslayarlo, no es patearlo para adelante",